Farmacias comunales ya son 154 y comercializan más de $ 9 mil millones

Municipios han abierto sucursales para cubrir demanda de usuarios. Este año transarán vía Cenabast $ 10 mil millones en medicamentos, con precios nueve veces más bajos.

En octubre, el compromiso de “medicamentos a bajo precio para los vecinos” cumplirá cinco años en Recoleta. Allí comenzó a operar la primera farmacia comunal, con un modelo que prometía reducir los costos teniendo como intermediario a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast).

Actualmente, el sistema se ha consolidado y continúa creciendo sostenidamente, tanto en usuarios como en adquisiciones: ya son 154 las farmacias comunales en el país y cuentan, incluso, con sucursales.

De acuerdo a los datos de Cenabast, el año pasado fueron 104 los municipios que realizaron compras intermediadas, con un gasto total de $ 9.247 millones, que incluyeron 691 medicamentos y productos farmacéuticos.

Las proyecciones para este año, además, confirman que el modelo seguirá creciendo, pues “en lo que va de este año, 13 farmacias se interesaron en comprar medicamentos a través de nosotros, y hay una lista de 15 más que está viendo la posibilidad de hacerlo” comenta Valentín Díaz, director de Cenabast.

El encargado del servicio precisa que la compra mancomunada permite obtener precios considerablemente convenientes para abastecer a este modelo de farmacias: “Un medicamento intermediado por nosotros tiene un precio promedio nueve veces más barato que uno comprado en un farmacia comercial”, indica.

Entre los medicamentos con mayor demanda en 2019 se encuentran los utilizados para casos de hipotiroidismo, con un requerimiento de 3.557.700 dosis, seguidos por fármacos para tratar la epilepsia (3.127.350), osteoartritis (2.346.283), hipertensión (2.110.000) y antidepresivos (2.100.840).

“Es fundamental que los pacientes puedan acceder a medicamentos a un bajo costo, aliviando el gasto de bolsillo que hoy en los adultos mayores, principalmente, es muy alto”, indica Díaz.

Demanda de municipios

Peñaflor se sitúa como la comuna que más compró a Cenabast el año pasado. “Las farmacias comunales eran una necesidad. Es fundamental poder contar con un servicio que haga llegar a la comunidad medicamentos a un bajo costo”, comenta el alcalde Nibaldo Meza (DC).

Vitacura, a través de su alcalde Raúl Torrealba (RN), también destaca por la masividad de sus adquisiciones. “La gente ahorra un 64%, promedio, de lo que compra en medicamentos. Además, ha sido un éxito el reparto a domicilio que empezó en agosto del año pasado”, indica Galo Errázuriz, alcalde (S).

El edil admite que, inicialmente, hubo resistencia en la coalición de gobierno al modelo de farmacias comunales, pero que “se entendió en Vitacura que no importa de donde venga la idea , que en este caso fue de Recoleta. Este es un buen servicio que la gente agradece mucho, ya que el tema de los medicamentos es un tema prioritario en cualquier lugar de Chile. Y las buenas ideas se tienen que tomar y adaptar a la realidad de cada comuna. Acá no entran temas políticos”, señala Errázuriz.

En Valparaíso, en tanto, ya tienen cuatro sucursales y este año abrirán la quinta. “Hemos logrado una reducción en el gasto de bolsillo de un monto cercano a $ 680 millones anuales. Además, los usuarios inscritos ya superan los 32 mil”, señala el alcalde Jorge Sharp (FA).

Daniel Jadue (PC), alcalde de Recoleta y presidente de Asociación Chilena de Farmacias Populares (Achifarp), hace un balance positivo en la implementación del modelo: “El mayor impacto es la baja en el precio de los remedios que ha llegado a vecinos a lo largo de todo Chile”, señala.

Fuente: La Tercera.cl

Leave a Comment

Close Bitnami banner
Bitnami